Reevaluación de la historia: el papel de las mujeres como cazadoras prehistóricas

por Mateo González
5 comentarios
prehistoric women hunters

Estudios recientes cuestionan la visión tradicional de los roles de las mujeres prehistóricas, mostrando que no sólo participaban en la caza sino que podrían haber sido fisiológicamente más aptas para ello. Esta investigación se basa en datos fisiológicos y arqueológicos, destacando la resistencia de las mujeres y cuestionando la rígida división del trabajo en las sociedades primitivas. Los hallazgos exigen un reexamen de las nociones preconcebidas sobre las habilidades femeninas.

Cuando era niña, Cara Ocobock estaba intrigada por las representaciones estereotipadas en los medios de comunicación de hombres prehistóricos como cazadores y mujeres como recolectoras. Esta imagen, señaló, era una percepción común que se hacía eco en los museos de historia natural.

Años más tarde, como profesora asistente en el Departamento de Antropología y jefa del Laboratorio de Energética Humana de la Universidad de Notre Dame, Ocobock, junto con su colaboradora de investigación Sarah Lacy de la Universidad de Delaware, realizaron estudios que revelaron imprecisiones en estos roles de género tradicionales. . Su investigación, publicada en el American Anthropologist, examinó evidencia tanto fisiológica como arqueológica, concluyendo que las mujeres prehistóricas participaban activamente en la caza y podrían haber sido naturalmente más adecuadas para ello debido a su biología.

Presentada en la edición de noviembre de Scientific American, la investigación de Ocobock tiene como objetivo corregir narrativas históricas que han pasado por alto los roles de las mujeres. Destaca que el objetivo no es reescribir la historia sino corregirla.

En su estudio fisiológico, Ocobock y Lacy argumentaron que las mujeres prehistóricas tenían capacidad metabólica para actividades de caza prolongadas. Destacaron el papel de hormonas como el estrógeno y la adiponectina en la mejora del metabolismo femenino, fundamental para las actividades de resistencia. El estrógeno, por ejemplo, optimiza el metabolismo de las grasas, prolongando la energía y reduciendo la fatiga durante el esfuerzo físico. También protege a las células del daño durante actividades de alta intensidad. La adiponectina estimula aún más el metabolismo de las grasas, protegiendo los músculos durante el ejercicio prolongado.

Además, Ocobock y Lacy observaron que las estructuras del cuerpo femenino, como las caderas más anchas, contribuían a zancadas más eficientes y más largas, beneficiosas para la caza de resistencia. Esto llevó a Ocobock a comparar a las mujeres con corredores de maratón y a los hombres con levantadores de pesas en términos de capacidades físicas.

La evidencia arqueológica respalda aún más la noción de que las mujeres eran cazadoras. Ocobock señala que ambos géneros compartían lesiones similares relacionadas con la caza, como se ve en los registros fósiles, lo que sugiere una participación igual en las actividades de caza. Además, los descubrimientos del período Holoceno en Perú muestran a mujeres enterradas con herramientas de caza, lo que indica la importancia de la caza en sus vidas. Ocobock también señala la falta de evidencia de una estricta división del trabajo basada en el género en las sociedades primitivas.

Esta investigación es particularmente relevante en las discusiones contemporáneas sobre género y sexo. Ocobock enfatiza la importancia de reconocer y abordar los sesgos en las interpretaciones científicas e insta a tener precaución al asignar habilidades basándose únicamente en el género percibido.

El estudio, titulado “La mujer cazadora: la evidencia fisiológica”, en coautoría con Cara Ocobock y Sarah Lacy, se publicó el 4 de septiembre de 2023 en American Anthropologist, desafiando suposiciones arraigadas sobre los roles de género en tiempos prehistóricos.

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre mujeres cazadoras prehistóricas

¿Qué revela la nueva investigación sobre las mujeres prehistóricas?

Los estudios recientes revelan que las mujeres prehistóricas participaban activamente en la caza y podrían haber sido fisiológicamente más adecuadas para ello. Esto desafía la visión tradicional de los roles de género en tiempos prehistóricos, enfatizando la resistencia y las capacidades de caza de las mujeres basándose en evidencia fisiológica y arqueológica.

¿Quién realizó la investigación sobre las mujeres prehistóricas como cazadoras?

La investigación fue realizada por Cara Ocobock, profesora asistente del Departamento de Antropología y directora del Laboratorio de Energética Humana de la Universidad de Notre Dame, y Sarah Lacy, antropóloga especializada en arqueología biológica de la Universidad de Delaware.

¿Cuáles son los factores fisiológicos clave que sugieren que las mujeres eran aptas para la caza?

Los factores fisiológicos clave incluyen la presencia de hormonas como el estrógeno y la adiponectina en mayores cantidades en las mujeres. El estrógeno ayuda al metabolismo de las grasas, proporcionando energía sostenida y reduciendo la fatiga durante la caza. La adiponectina mejora el metabolismo de las grasas al tiempo que protege los músculos, algo crucial para las actividades de resistencia.

¿Cómo apoya la arqueología la idea de las mujeres como cazadoras?

La evidencia arqueológica muestra lesiones similares relacionadas con la caza tanto en fósiles masculinos como femeninos, lo que indica una participación igual en la caza. Además, los hallazgos del período Holoceno en Perú revelaron mujeres enterradas con herramientas de caza, lo que sugiere que la caza era una parte importante de sus vidas.

¿Cuál es la importancia de esta investigación para comprender las sociedades prehistóricas?

Esta investigación es importante porque desafía prejuicios y suposiciones de larga data sobre los roles de género en las sociedades prehistóricas. Destaca la necesidad de una representación más precisa de los roles y capacidades de las mujeres, lo que indica una división del trabajo menos rígida y estrategias de supervivencia más colaborativas en las sociedades humanas primitivas.

Más sobre las mujeres cazadoras prehistóricas

También te puede interesar

5 comentarios

Sara Ellis diciembre 22, 2023 - 2:13 am

Leí este artículo y ¡es realmente interesante! Pero creo que hay más en la historia, ¿tal vez? ¿Cómo descubrieron todo esto a partir de huesos y cosas viejas?

Responder
Raquel Verde diciembre 22, 2023 - 10:03 am

Me encanta el artículo, pero no estoy totalmente convencido. ¿Realmente tenemos evidencia suficiente para decir con certeza que las mujeres también eran cazadoras? Aquí solo estoy jugando al abogado del diablo.

Responder
Mike Johnson diciembre 22, 2023 - 11:51 am

¡Guau, esto es súper fascinante! Nunca pensé de esta manera en las mujeres prehistóricas. Es como si siempre estuviéramos aprendiendo algo nuevo sobre nuestro pasado.

Responder
Kevin O'Reilly diciembre 22, 2023 - 2:49 pm

Es un poco alucinante pensar que lo que aprendimos en la escuela podría no ser toda la verdad. Este artículo realmente te hace pensar en la historia de manera diferente.

Responder
Linda Martínez diciembre 22, 2023 - 6:54 pm

¡Buen artículo! Pero hubo algunos errores tipográficos, como que "adiponectina" estaba mal escrito en una parte, creo. Aún así, el contenido es realmente revelador.

Responder

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

SciTechPost es un recurso web dedicado a proporcionar información actualizada sobre el acelerado mundo de la ciencia y la tecnología. Nuestra misión es hacer que la ciencia y la tecnología sean accesibles para todos a través de nuestra plataforma, reuniendo a expertos, innovadores y académicos para compartir sus conocimientos y experiencias.

Suscribir

Suscríbete a mi boletín para recibir nuevas publicaciones de blog, consejos y nuevas fotos. ¡Mantengámonos actualizados!

© 2023 SciTechPost

es_ESEspañol