Científicos de Stanford descubren nuevos indicadores de salud, enfermedad y envejecimiento

por Henrik Andersen
4 comentarios
New Plant Cell Type Linked to Stigma Movement

Científicos de Stanford descubren nuevos conocimientos sobre la salud, las enfermedades y el envejecimiento

El lipidoma humano, que abarca toda la gama de lípidos del cuerpo, está ganando importancia por su papel fundamental en la fisiología humana. En particular, ha sido objeto de escrutinio por su susceptibilidad directa a las influencias dietéticas y la presencia de microbios intestinales. Además, tiene un inmenso potencial en el ámbito de la intervención en enfermedades, con un enfoque específico en afecciones como la diabetes tipo 2. Un estudio exhaustivo reciente profundiza en el lipidoma y arroja luz sobre sus asociaciones con indicadores clave de salud como la resistencia a la insulina, el envejecimiento y las respuestas a las infecciones. Además, revela su potencial como herramienta para predecir el envejecimiento biológico y guiar intervenciones para mejorar la salud.

Alguna vez se pensó que la secuenciación del genoma humano presagiaba una revolución médica. Sin embargo, los científicos pronto se dieron cuenta de que poseer un modelo genético por sí solo es insuficiente para comprender el intrincado funcionamiento del cuerpo humano en acción. Esto requirió una comprensión más profunda del proteoma, que abarca todas las proteínas expresadas por nuestros genes, que forman la maquinaria celular responsable de ejecutar la mayoría de las funciones corporales. Ahora, otra clase de moléculas conocida como lipidoma, que abarca todos los lípidos de nuestro cuerpo, está proporcionando más conocimientos sobre la fisiología humana.

Los lípidos comprenden una categoría amplia de moléculas pequeñas, grasas o aceitosas, que incluyen triglicéridos, colesterol, hormonas y ciertas vitaminas. En el cuerpo humano, cumplen funciones cruciales: constituyen membranas celulares, actúan como mensajeros celulares, almacenan energía y desempeñan funciones fundamentales en la respuesta a infecciones y en la regulación del metabolismo.

A diferencia de nuestro genoma, que permanece esencialmente estable, y nuestro proteoma, que, aunque influenciado por factores ambientales y de salud, depende en gran medida de la codificación genética, nuestro lipidoma puede verse influenciado directamente, en parte, por nuestras elecciones dietéticas y la composición de la microbiota. residiendo en nuestro intestino. Esta característica lo hace más adaptable y potencialmente más receptivo a las intervenciones. Sin embargo, la gran cantidad y diversidad de moléculas de lípidos (que ascienden a miles) han planteado desafíos para su estudio.

Michael Snyder, PhD, profesor de genética de la FACS de Stanford W. Ascherman, MD, resume acertadamente la situación afirmando: “Los lípidos están muy poco estudiados. Están involucrados en prácticamente todo, pero debido a que son tan heterogéneos y hay tantos, probablemente no sepamos qué hacen realmente la mayoría de los lípidos”.

En un estudio innovador del laboratorio de Snyder, publicado en Nature Metabolism el 11 de septiembre de 2023, los investigadores se embarcaron en una exploración exhaustiva del lipidoma humano. Han seguido meticulosamente sus transformaciones tanto en condiciones de salud como de enfermedad, con especial énfasis en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Indicadores clave de salud

Se observó a más de 100 participantes, incluidos muchos con riesgo de diabetes, durante un lapso de hasta 9 años. Proporcionaron muestras de sangre cada tres meses cuando gozaban de buena salud y con mayor frecuencia durante la enfermedad. Empleando técnicas de espectrometría de masas, que segregan compuestos según la masa molecular y la carga eléctrica, los investigadores catalogaron aproximadamente 800 lípidos y sus correlaciones con la resistencia a la insulina, las infecciones virales, el envejecimiento y más.

Los hallazgos del estudio revelaron que, aunque el lipidoma de cada individuo cuenta con una firma distintiva que permanece constante a lo largo del tiempo, tipos específicos de lípidos exhiben alteraciones predecibles en respuesta al estado de salud de una persona.

Por ejemplo, más de la mitad de los lípidos catalogados mostraron asociaciones con la resistencia a la insulina, una condición en la que las células del cuerpo no usan eficientemente la insulina para absorber la glucosa del torrente sanguíneo, lo que a menudo conduce a la diabetes tipo 2. Si bien la resistencia a la insulina se puede diagnosticar midiendo los niveles de glucosa en sangre, comprender los cambios en el lipidoma ofrece información sobre los procesos biológicos subyacentes en juego.

Daniel Hornburg, Ph.D., ex becario postdoctoral en el laboratorio de Snyder y coautor principal del estudio, enfatiza la importancia de estos hallazgos y afirma: "Cada molécula asociada con una enfermedad tiene la posibilidad de decirnos Más información sobre el mecanismo y puede servir como objetivo para afectar la progresión de la enfermedad”.

Los investigadores también identificaron más de 200 lípidos que sufren fluctuaciones durante una infección viral respiratoria. Las oscilaciones en los niveles de estos lípidos correspondieron a un aumento del metabolismo energético y la inflamación durante las primeras etapas de la infección, lo que potencialmente indica la trayectoria de la enfermedad. Curiosamente, las personas con resistencia a la insulina mostraron algunas anomalías en su respuesta a la infección y una reacción más débil a las vacunas.

Dinámica del envejecimiento

La amplia gama de participantes del estudio, que abarcaban desde 20 a 79 años de edad, junto con la larga duración de la investigación, permitió a los científicos observar cómo evoluciona el lipidoma con el envejecimiento. Los resultados demostraron que la mayoría de los lípidos, incluido el colesterol, aumentan con la edad, mientras que unos pocos, en particular los ácidos grasos omega-3, conocidos por sus beneficios para la salud, disminuyen. Además, estos signos de envejecimiento en el lipidoma no se manifiestan al mismo ritmo en todos, y la resistencia a la insulina parece acelerar el proceso.

Si Wu, PhD, coautor principal del estudio y otro ex postdoctorado en el laboratorio de Snyder, plantea la intrigante perspectiva de que los perfiles de lípidos podrían predecir si un individuo está experimentando un envejecimiento biológico a un ritmo acelerado o desacelerado.

Una revelación inesperada del estudio fue la asociación constante de ciertos grupos de lípidos, como las fosfatidiletanolaminas unidas a éter, que se cree que poseen propiedades antioxidantes y participan en la señalización celular, con una mejor salud. Estos lípidos pueden surgir como candidatos para nuevos métodos de seguimiento de la salud o incluso como suplementos dietéticos.

En el futuro, el laboratorio de Snyder tiene como objetivo profundizar en las correlaciones de lípidos específicos con los cambios en el estilo de vida, allanando el camino para obtener más información sobre la intrincada interacción entre los lípidos y la salud humana.

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre el impacto de los lípidos

¿Qué es el lipidoma y por qué es importante?

El lipidoma abarca todos los lípidos del cuerpo humano y desempeña un papel crucial en la fisiología, incluida su influencia en la salud, la enfermedad y el envejecimiento. Es vital para comprender cómo funcionan nuestros cuerpos a nivel molecular.

¿Cómo se realizó el estudio?

En el estudio participaron más de 100 participantes, incluidos aquellos con riesgo de diabetes, que proporcionaron muestras de sangre regularmente durante varios años. Se utilizaron técnicas de espectrometría de masas para analizar aproximadamente 800 lípidos y sus asociaciones con diversos factores de salud.

¿Cuáles fueron los hallazgos clave del estudio?

El estudio identificó lípidos específicos asociados con la resistencia a la insulina, infecciones virales, envejecimiento y más. Destacó cómo los cambios en el lipidoma pueden proporcionar información sobre los procesos biológicos subyacentes y servir potencialmente como objetivos para la intervención en enfermedades.

¿Cómo cambia el lipidoma con la edad?

La investigación reveló que, si bien la mayoría de los lípidos, como el colesterol, aumentan con la edad, algunos, incluidos los ácidos grasos omega-3, disminuyen. En particular, estos cambios en el lipidoma no ocurren al mismo ritmo para todos y la resistencia a la insulina parece acelerar el proceso de envejecimiento.

¿Qué aplicaciones prácticas podrían surgir de esta investigación?

Comprender el papel del lipidoma en la salud y la enfermedad podría conducir a intervenciones de salud personalizadas y al desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico. Además, se pueden explorar ciertos perfiles de lípidos para el seguimiento de la salud e incluso para la suplementación dietética.

Más sobre el impacto del lipidoma

También te puede interesar

4 comentarios

Lector101 octubre 16, 2023 - 6:02 am

¡Guau, cosas increíbles! ¡El lipidoma parece importante para la salud!

Responder
Entusiasta de la salud88 octubre 16, 2023 - 8:39 am

Necesito más estudios sobre los lípidos, ¡ideas interesantes!

Responder
Tipomaster octubre 16, 2023 - 4:44 pm

¡Dios, información, bt revisa 4 errores tipográficos y gramaticales!

Responder
CienciaGeek22 octubre 16, 2023 - 4:57 pm

trabajo gr8 en investigación. Lípidos = ¿pista del envejecimiento?

Responder

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

SciTechPost es un recurso web dedicado a proporcionar información actualizada sobre el acelerado mundo de la ciencia y la tecnología. Nuestra misión es hacer que la ciencia y la tecnología sean accesibles para todos a través de nuestra plataforma, reuniendo a expertos, innovadores y académicos para compartir sus conocimientos y experiencias.

Suscribir

Suscríbete a mi boletín para recibir nuevas publicaciones de blog, consejos y nuevas fotos. ¡Mantengámonos actualizados!

© 2023 SciTechPost

es_ESEspañol