El aspecto pasado por alto: el consumo de refrigerios en adultos estadounidenses equivale a una comida en calorías

por manuel costa
0 comentario
Snacking Habits

Investigaciones recientes subrayan que los refrigerios, a menudo nutricionalmente pobres, contribuyen significativamente a la ingesta diaria de calorías de los adultos estadounidenses, que representan casi una cuarta parte de ella. Se ha observado que las personas que controlan la diabetes tipo 2 generalmente eligen refrigerios más saludables, lo que indica el impacto positivo de la educación dietética.

La investigación revela que los snacks ofrecen beneficios nutricionales mínimos.

Un estudio reciente indica que en los Estados Unidos, los refrigerios representan casi 25% de la ingesta calórica diaria de los adultos, lo que contribuye significativamente a la ingesta diaria de azúcar agregada.

El análisis, que incluyó a más de 20.000 participantes, mostró que los adultos estadounidenses consumen entre 400 y 500 calorías de refrigerios al día. Esta cantidad suele superar la ingesta calórica del desayuno y carece en gran medida de valor nutricional.

Christopher Taylor, profesor de la Universidad Estatal de Ohio y autor principal del estudio, señala el impacto significativo de los hábitos de comer refrigerios, que son bien conocidos por los dietistas pero no apreciados del todo en términos de su magnitud.

Taylor explica: “Los refrigerios añaden las calorías de una comida a nuestra ingesta diaria sin ser una comida completa. A diferencia de la cena, que normalmente incluye un equilibrio de proteínas y acompañamientos, los refrigerios son principalmente carbohidratos y azúcares, y carecen de proteínas, frutas y verduras, por lo que no constituyen una comida completa”.

Diabetes y patrones de meriendas

El estudio también examina la correlación entre los hábitos de comer bocadillos y la diabetes. Los participantes que controlaban su diabetes tipo 2 tendían a consumir menos azúcar y comer bocadillos con menos frecuencia que los que no tenían diabetes o los que tenían prediabetes.

Taylor sugiere que, si bien la educación sobre la diabetes parece eficaz, es necesario ampliar los esfuerzos educativos a quienes corren riesgo de padecer diabetes e incluso a quienes tienen niveles normales de glucosa en sangre, para fomentar prácticas dietéticas más saludables antes de la aparición de enfermedades crónicas.

Los hallazgos fueron publicados recientemente en PLOS Global Public Health.

Metodología del estudio y resultados

La investigación involucró datos de 23,708 adultos estadounidenses, mayores de 30 años, que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de 2005 a 2016. La encuesta incluyó recordatorios dietéticos detallados de 24 horas, lo que proporcionó información no solo sobre lo que se comió sino también sobre cuándo.

Los participantes fueron categorizados según sus niveles de HbA1c en grupos de no diabéticos, prediabéticos, diabéticos controlados y diabéticos mal controlados.

El estudio encontró que los snacks aportaban entre 19,5% y 22,4% de la ingesta total de energía, ofreciendo un valor nutricional mínimo. Los refrigerios incluían principalmente alimentos preparados ricos en carbohidratos y grasas, dulces, bebidas alcohólicas y azucaradas, con una menor presencia de proteínas, lácteos, frutas, cereales y un mínimo de verduras.

Taylor destaca la importancia de estos hallazgos y afirma que, aunque un registro de alimentos de 24 horas puede no representar patrones alimentarios típicos, ofrece una valiosa instantánea de los hábitos alimentarios de una gran población, lo que ayuda a identificar las brechas nutricionales y las áreas que necesitan educación.

La investigación también destacó que las personas con diabetes tendían a tener hábitos de merienda más saludables, enfatizando la eficacia de la educación dietética. Taylor enfatiza la necesidad de una educación más amplia sobre patrones de meriendas más saludables, no solo sobre la reducción del azúcar y los carbohidratos.

Perspectiva más amplia sobre los refrigerios

Taylor aconseja pasar de centrarse únicamente en reducir los azúcares añadidos a adoptar hábitos de refrigerios más saludables en general. Advierte contra la demonización de alimentos específicos y enfatiza la consideración del panorama nutricional más amplio. Eliminar ciertos elementos de la dieta requiere reemplazos bien pensados para mantener el equilibrio nutricional.

Taylor destaca la importancia de planificar los snacks como parte de la dieta general del día, considerando lo que hay disponible en el hogar y en el medio ambiente, especialmente durante las temporadas navideñas.

El estudio, titulado "Los refrigerios contribuyen considerablemente a la ingesta dietética total entre adultos estratificados por glucemia en los Estados Unidos", fue escrito por Kristen Heitman, Sara E. Thomas, Owen Kelly, Stephanie M. Fanelli, Jessica L. Krok-Schoen, Menghua Luo y Christopher A. Taylor. Se publicó el 26 de octubre de 2023 en PLOS Global Public Health, con el apoyo de Abbott Nutrition y Ohio State.

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre los hábitos de comer refrigerios

¿Qué parte de su ingesta diaria de calorías obtienen los adultos estadounidenses de los refrigerios?

Los adultos estadounidenses reciben casi una cuarta parte de sus calorías diarias de los refrigerios, que suelen tener un valor nutricional bajo.

¿Cuál es el rango de calorías que los adultos estadounidenses consumen diariamente en forma de refrigerios?

Los adultos estadounidenses consumen entre 400 y 500 calorías de los refrigerios cada día, superando a menudo la ingesta calórica del desayuno.

¿Qué reveló el estudio sobre los hábitos de consumo de refrigerios de las personas con diabetes tipo 2?

El estudio encontró que las personas que controlan la diabetes tipo 2 tienden a comer menos alimentos azucarados y comer menos bocadillos en general en comparación con aquellos sin diabetes o con prediabetes.

¿Cuál fue el objetivo principal del estudio destacado en el texto?

El estudio tuvo como objetivo analizar el impacto nutricional de los hábitos de picoteo entre los adultos estadounidenses, centrándose particularmente en su contribución a la ingesta diaria de calorías y azúcar.

¿Qué metodología se utilizó en el estudio?

El estudio analizó datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, que incluyó recordatorios dietéticos de 24 horas de más de 23.000 adultos estadounidenses.

¿Cuáles fueron los hallazgos clave con respecto a la calidad nutricional de los refrigerios?

El estudio encontró que los refrigerios contribuyen significativamente a la ingesta diaria de calorías, pero ofrecen una calidad nutricional mínima, y consisten principalmente en comidas preparadas, dulces y bebidas azucaradas.

Más sobre los hábitos de comer refrigerios

  • Tendencias americanas de snacks
  • Valor nutricional de los snacks
  • Diabetes y hábitos dietéticos
  • Datos de la encuesta nacional de examen de salud y nutrición
  • Publicación del estudio de salud pública mundial PLOS

También te puede interesar

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

SciTechPost es un recurso web dedicado a proporcionar información actualizada sobre el acelerado mundo de la ciencia y la tecnología. Nuestra misión es hacer que la ciencia y la tecnología sean accesibles para todos a través de nuestra plataforma, reuniendo a expertos, innovadores y académicos para compartir sus conocimientos y experiencias.

Suscribir

Suscríbete a mi boletín para recibir nuevas publicaciones de blog, consejos y nuevas fotos. ¡Mantengámonos actualizados!

© 2023 SciTechPost

es_ESEspañol